José ‘Relic’ Pombo: ‘Ser jugador profesional consume tu tiempo, pero te da una motivación enorme’

José ‘Relic‘ Pombo lleva jugando a League of Legends desde que el juego salió por primera vez. Más de diez años después, el ex jugador profesional, analista, caster y streamer sigue vinculado a los esports y tiene claro que quiere seguir dedicándose a ellos durante mucho tiempo.

Kaikoo: Para los despistadillos, cuéntanos cómo ha sido tu trayectoria profesional

Relic: Al principio, jugaba de forma casual, pero luego me di cuenta de que tenía un talento natural, sin mucho esfuerzo lograba subir bastantes puntos y me lo empecé a tomar más en serio. Jugué en Europa sobre 2013-2014, pero no tuve mucho éxito, y ya un poquito más tarde comencé a jugar en profesional, en primera división en Latinoamérica. Ahí llegué a tres finales, la tercera la logré ganar. Fui al mundial, donde logramos ganarle un jueguito a China, a G2… fue una experiencia bastante decente a pesar de que no llegamos lejos.

Ya cuando llegué a los 25, y aunque no es mucha edad, para ser jugador profesional sí lo es, así que decidí retirarme y pasar a trabajar con Riot como analista en el primer año y luego como caster, que es una experiencia que me gustó bastante. Si bien es menos emocionante que ser player, es un trabajo mucho más accesible y me lo paso igual de bien, porque la verdad que me apasiona mucho la escena de los esports. Actualmente me dedico más que nada a hacer streams.

K: Y, habiendo probado tantas cosas diferentes, ¿con cuál te quedas?

R: Yo creo que depende de lo que quieras en la vida. Por ejemplo, cuando eres jugador profesional, te consume todo el tiempo tu vida, pero también te da una motivación enorme. Te levantas cada día con mucha hambre de ser el mejor jugador, con un objetivo muy claro y eso te mueve bastante, es muy fácil dar el 100%. Lo que yo quería cuando me retiré era tener una vida un poco más normal, tener un poco más de tiempo para mi, para hacer cosas que quería hacer más allá de competir… entonces es un trabajo que te quita esa parte de motivación pero te da la facilidad de que tienes más tiempo libre para vivir una vida normal, entonces yo creo que depende. Yo no me arrepiento de jugar profesional pero no lo volvería a hacer, porque me gusta mucho más mi vida actual. 

K: Entonces, ¿No te ha apetecido alguna vez retomar el juego profesional?

R: Sí, pero aunque las partes buenas de ser jugador son muy buenas las malas también pesan mucho, y hoy en día no estoy dispuesto a tomar ese sacrificio. 

K: Comentabas que actualmente te dedicas, más que nada, a streamear. ¿Qué significa para ti hacer stream?

R: El stream es mi cosa principal desde hace un par de añitos. Simplemente me parece una experiencia bonita el hecho de que puedas jugar tu juego o simplemente hablar y tener una comunidad, poder intercambiar ideas, memes… Me parece una experiencia muy bonita poder interactuar con tantos miles de personas todos los meses, y creo que si hay una cosa que quiero seguir haciendo por muchos años será streamear. Es una cosa que me gusta mucho y si lo puedo hacer hasta los 70 años, lo haré hasta los 70 años (risas). 

K: ¿Cómo ves el panorama competitivo de lol en Latinoamérica?

R: Latinoamérica acaba de tener su peor año competitivo en 2021, la cosa no está muy bonita. En las competiciones internacionales no se ganó ni un solo juego, que creo que es algo que literalmente nunca ha pasado, que tengamos un desempeño tan malo en el internacional. Es un poco preocupante porque nunca habíamos estado en esta posición, habíamos estado cerca de tener algo un poquito más remarcable, pero simplemente no se nos da y ese año empeoró bastante así que bueno… se están reformulando algunas cosas, a ver si surgen un poquito más de talentos, pero no está muy bueno el tema sobre todo a nivel internacional.

A nivel regional sí hemos tenido un pequeño avance en los últimos años, pero esto no se está trasladando al mejor equipo de Latinoamérica, a nuestro representante… Creo, eso sí, que sobre todo en las segundas divisiones van trabajando un poquito mejor de lo que se hacía hace dos años así que quizás veremos por ahí un crecimiento. Hay ligas nacionales en siete países que están creciendo poco a poco.

K: ¿Entonces, dirías que existe un entramado amateur tan prolífico como sucede en España?

R: Como te comentaba, hay ligas nacionales en varios países que se están desarrollando y se han descubierto nuevos talentos, incluso en equipos que han logrado subir a primera división, pero esto a la vez es incluso un problema a veces. Tú puedes ascender a primera, a la máxima competición y también descender. Muchas veces los equipos nacionales son jugadores que ya llevan mucho tiempo compitiendo y ya no tienen el nivel de estar en primera, los equipos los contratan para subir a primera y esto puede denegar la oportunidad a nuevos talentos. Pero igual sí se están desarrollando nuevos jugadores constantemente.

K: ¿Cómo es la audiencia latinoamericana?

R: Yo diría que el fanático latinoamericano, y lo han dicho mucho los imports, es muy drástico, muy precipitado, le mete mucha pasión. Entonces cuando a su equipo le va bien se deja llevar, grita, hace 80 posts, spamea el chat y es todo muy bonito, pero también cuando nos va mal son de tirarnos un poquito abajo a veces, criticarnos de una forma más brusca. La mayor diferencia con España, por lo menos lo que yo percibo, es que el fan suele estar siempre ahí, casi siempre en las buenas y en las malas. Obviamente habrá uno que haga un comentario negativo o la crítica con las palabras incorrectas pero siento que están ahí siempre. El latinoamericano lo vive mucho, cuando va bien es increíble pero cuando va mal, es incluso un poquito pesado. 

K: ¿Cómo crees que evolucionará dentro de unos años?

R: Yo creo que va a evolucionar. Suena feo, pero es difícil no hacerlo cuando el nivel es bajo, porque hoy en día no podemos compararnos con una LEC o una región mayor. No es que estemos años luz atrás, pero lo estamos tanto en nivel como en cultura, que es difícil de mejorar. No podemos cambiar la cultura de una generación entera pero se pueden ir manejando las cosas para que evolucione un poco mejor este ámbito competitivo que lógicamente no se encuentra en su mejor momento.

K: ¿Dónde te ves dentro de unos años, cuáles son tus objetivos personales?

R: Honestamente, yo me estoy moviendo mucho en los esports, no me quedo quieto. Estoy trabajando para equipos, estoy haciendo proyectos: de stream de esports, de lo que sea. Y, como llevo tanto en esta escena, sé cómo funciona y planear al siguiente año es imposible. Las cosas cambian muy rápido. El año pasado recibí como 8 oportunidades distintas de trabajo y así es como que simplemente voy al día a día.

Obviamente tengo planes para los meses siguientes pero de aquí a unos años, honestamente lo que estoy buscando es empezar a trabajar un poquito menos porque ahora estoy como con 7 proyectos a la vez… empezar a ser un poquito más egoísta y disfrutar un poquito más la vida, hacer cosas más personales, aunque me gustaría seguir conectado a los esports. Para ese entonces es muy probable que ya esté saliendo el MMO RPG de Riot que tengo muchas ganas de ver entonces pues sí. Definitivamente me veo con los esports en general. Me gusta también TFT, también he competido antes, también en Hearthstone… creo que siempre voy a estar conectado a los esports, pero quizá a un nivel menos intenso de aquí a unos años.

¿Quieres recibir las últimas novedades?

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Quieres las últimas novedades?
Suscríbete ahora