videojuegos

Los 10 beneficios de videojuegos y esports

Aunque todavía hay quien los cuestiona, poco a poco los videojuegos y esports están recibiendo el reconocimiento que se merecen. Hoy en día, no son pocos los títulos que nos regalan historias asombrosas o que incluso se consideran obras de arte… y no son pocos los títulos que influyen positivamente en nuestro desarrollo cognitivo y social.

La industria de los videojuegos ya no es vista solo como una industria de entretenimiento, sino también como una herramienta más de aprendizaje. Los videojuegos y los esports pueden ofrecernos incontables beneficios tanto a nivel emocional como físico, y os los hemos querido contar en este artículo. ¡Vamos allá!

1. Ayudan a trabajar en equipo

Aunque son muchos los juegos de actividad individual, la realidad es que el acceso a internet ha ampliado las opciones multijugador y los juegos colaborativos son cada vez más populares. Esto nos permite jugar tanto con nuestros amigos como con gente de cualquier parte del mundo, lo que nos fuerza a trabajar en equipo y nos ayuda a manejarnos en grupo, aprendiendo a repartir el trabajo y a ser críticos con nosotros mismos. Incluso en League of Legends el tilt derivado de (a veces) jugar en equipo puede beneficiarnos a la hora de aprender a manejar la frustración y el lidiar con equipos difíciles.

2. Potencian la estrategia y el liderazgo

En este sentido, los videojuegos y esports nos ponen en situaciones de mando, mejorando nuestra capacidad para resolver conflictos, dirigir a otros personajes y tomar decisiones. Además, muchas veces nos ponen en situación de líderes, teniendo que organizar al equipo y pensar en qué estrategia es la más conveniente para conseguir una victoria. Nuestra capacidad cognitiva se ve favorecida al hacernos pensar cómo podemos hacer para conseguir el mejor resultado. ¿Quién no se ha devanado los sesos jugando a Age of Empires o a Starcraft? Todo eso tiene posteriormente un beneficio en la vida real.

3. Favorecen la interacción social

Como decíamos antes, la llegada de internet a las diferentes plataformas de juego permite que el multijugador ya no sea solo con nuestros amigos, sino con gente de todo el mundo. Podemos estar en contacto con otros muchos jugadores e incluso apoyarnos en ellos para llevar a cabo misiones o cumplir objetivos. Este hecho ayuda a generar interacción entre personas, lo que favorece especialmente a las personas tímidas o con habilidades sociales más limitadas. Ya no solo se juega por jugar, sino para hacer amigos.

4. Mejoran la capacidad de respuesta

Según la Universidad de Rochester, los videojuegos y los esports agilizan notablemente nuestras habilidades mentales, haciendo posible que se reduzca el tiempo de respuesta necesario para responder a cualquier imprevisto. Esto se convierte indudablemente en un beneficio que se traslada a muchos aspectos de nuestra vida.

5. Favorecen la capacidad de toma de decisiones

Las personas que jugamos frecuentemente a videojuegos tenemos una mejor habilidad para tomar decisiones. Además, nuestro cerebro presenta una mayor actividad en regiones clave, según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Georgia. Los videojuegos son acción reacción, y estamos constantemente tomando decisiones: desde qué equipo Pokémon queremos llevar hasta qué campeón escogeremos en la grieta o qué carta usaremos primero.

6. Favorecen el pensamiento crítico

Desde luego, hay muchos videojuegos cuyo planteamiento e historia son bastante simples. Pero hay muchos otros que presentan en su trama temas éticos, filosóficos, históricos y sociales muy importantes. Este tipo de videojuegos nos hace reflexionar y crear una cierta opinión sobre la temática, lo que potencia nuestra capacidad de pensar de forma crítica, importantísimo en nuestra vida diaria.

7. Enseñan idiomas

Seguro que poca gente se para a pensar en esto pero, ¿Cuántos comandos te ha tocado aprenderte en inglés? ¿Cuánto vocabulario has aprendido cuando un juego no estaba en español pero te morías de ganas por jugarlo? Los videojuegos pueden facilitar el aprendizaje de idiomas gracias a las narraciones, los diálogos, las instrucciones o los propios chats, cuando te toca jugar con gente que no es de tu mismo país. Por no hablar de las retransmisiones de nuestros esports favoritos que, aunque es ya fácil encontrarlas en español, siempre nos ofrecen la opción de escucharlas en inglés.

8. Estimulan la creatividad, la atención y la memoria visual

Son muchos los estudios que se han llevado a cabo sobre los beneficios de los videojuegos, y la mayoría coincide en que los videojuegos estimulan las inteligencias múltiples, esto es, la visual-espacial, lógica-matemática, lingüística, musical y, por supuesto, creativa. Nos ayudan además a focalizar la atención y a tener bien activa nuestra memoria visual, necesaria para resolver distintos puzles o acertijos que se nos plantean a lo largo del juego.

9. Fomentan la motivación

Gracias a los estímulos visuales y a la euforia que nos puede generar imbuirnos en su trama y acción, los videojuegos y los esports son una herramienta perfecta para estar motivados en el día a día. Nos permiten sentirnos poderosos y tomar el rol de protagonistas, lo que al final y sin que nos demos cuenta se puede trasladar a nuestra vida diaria.

10. Ayudan a evadirse y relajarse

Como cualquier otro hobbie, los videojuegos nos ayudan a desconectar de los estímulos constantes que recibimos en el día a día y de nuestra rutina, algo totalmente necesario. Los videojuegos, igual que una buena lectura, nos meten de lleno en un mundo paralelo, nos atrapan tanto que, durante la partida, nos olvidamos de todo lo demás. Algo que, sin duda, nuestra salud emocional agradece bastante.

En este sentido y para favorecer el desarrollo de muchos de estos conceptos, desde Kaikoo hemos querido realizar un #KaikooPath muy especial: performance coaching de la mano de Blink. En él, Blink nos enseñará claves y trucos para mejorar nuestra salud emocional mientras jugamos a videojuegos y poder sacarle el mejor provecho posible a la experiencia. ¡No te lo puedes perder!

¿Quieres recibir las últimas novedades?

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Quieres las últimas novedades?
Suscríbete ahora